Marcas

¡Lo más vendido!

Buscar en el blog

¿ POR QUÉ NOS EXCITA TANTO EL DIRTY TALK ?

Pubicado el : 22/08/2017 18:17:18
Categorias : TODO SOBRE SEXO Rss feed

¿ POR QUÉ NOS EXCITA TANTO EL DIRTY TALK ?

¿Por qué nos excita tanto el dirty talk?

El dirty talking viene en muchas presentaciones. Desde el clásico “-Oh sí, sigue, no pares” hasta exclamaciones que harían sonrojar al mismísimo Sade.

En el calor y la intimidad de un cuarto, donde desnudamos nuestro cuerpo y nuestra mente, podemos dejar salir lo más profundo de nosotros y a veces eso nos lleva a excitarnos de las maneras más raras y perversas.

Pero no se trata sólo de intimidad. ¿Qué tiene la comunicación erótica que nos excita tanto? Cuando vemos más allá del erotismo, encontramos que no sólo se trata de sacar a nuestro lado más perverso.

Todo está en la mente

El órgano sexual más poderoso es el cerebro. Es el encargado de todo lo relacionado con el sexo, y la cantidad correcta de estímulos de cualquier tipo pueden producir excitación sexual.

Dirty talk

En la opinión de Daryl Cioffi, especialista en neuropsicología, el dirty talk es una experiencia mental y física. Continúa: “La gente lo disfruta porque activa todas las regiones del cerebro mientras el cuerpo también recibe estímulos, las áreas cerebrales que se activan durante el dirty talk son muy similares a las que se activan al insultar ó maldecir, por ello, entre más sucio, mejor”.

Por ejemplo, muchas mujeres en posiciones de poder en su vida diaria, disfrutan ser sumisas en la cama porque esto estimula la amígdala. Esta región cerebral es la responsable de que sintamos miedo y está fuertemente involucrada en la excitación y el placer durante el sexo.

Los susurros, gemidos y gritos acompañados por el dirty talk son procesados por el centro auditivo del cerebro, que incluye al lóbulo frontal, el lóbulo temporal y el lóbulo occipital. Después de todo, la mente es una zona erógena. Verbalizar los roles sexuales que queremos y escuchar lo que nuestra pareja quiere hacernos es algo esencial en el proceso de excitación.

Las parejas utilizan el dirty talk para aumentar la excitación y para compartir fantasías que no necesariamente quieren volver realidad, pero hablar de ellas resulta saludable y beneficioso para ambos.

Comunicando tus fantasías

Llevar a cabo actos sexuales a la par que hablar sucio involucra dos mentes completamente diferentes. El diálogo erótico sirve para desatar el interés en actos sexuales nuevos en los que usualmente no pensarían. Las personas se sienten mucho más cómodas y a gusto usando frases, lenguaje y descripciones que expresen sus gustos y deseos. Expresar lo que quieres y animar a tu pareja a que lo haga es algo bastante saludable que hará bien a ambos.

Un estudio de 2012 encontró que entre más cómodos estemos al hablar de sexo, más satisfactoria es la vida sexual. De acuerdo a los investigadores, la mínima ansiedad al hablar de ello, influye en la comunicación en la pareja, así como en la satisfacción de ambos.

¿Qué tan sucio?

El dirty talk es además para las mujeres una experiencia liberadora de todas las asociaciones negativas que algunas palabras conllevan, y con ello una manera de sentirse cómodas con su sexualidad y sus deseos. Tiene algo de mágico, pues personas serias y reservadas pueden revelar y aceptar lo mucho que disfrutan siendo atadas, nombradas con toda clase de adjetivos y usar palabras para referirse a sus genitales que en circunstancias cotidianas jamás utilizarían.

Por ejemplo, no son pocas las mujeres que en la intimidad les excita ser llamadas “puta” ó “perra” a pesar de que en cualquier lado son palabras ofensivas. Esto es porque la mujer es capaz de tomar control de la palabra, desmitificarla y usarla en sus propios términos.

El dirty talk permite a la persona entregarse a sus fantasías más oscuras y salvajes, y eso es algo bueno: el sexo debe ser excitante, pero sobre todo, divertido.

La sexualidad crea intimidad para una pareja y se convierte en el aglutinante en una relación. El buen sexo es un indicador de una buena relación.

El dirty talk no es para pervertidos, ni se trata de insultos gratuitos. Sino de aumentar la intensidad de las experiencias sexuales y de externar los deseos sexuales más íntimos. Se trata no sólo de un acto de estímulo sino también de un ejercicio de comunicación y de plena confianza que contribuye a fortalecer los vínculos de pareja.

Compartir este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)