Marcas

¡Lo más vendido!

Buscar en el blog

BONDAGE: GUÍA PRÁCTICA PARA EVITAR EL ABUSO

Pubicado el : 11/08/2017 19:24:38
Categorias : TODO SOBRE SEXO Rss feed

BONDAGE: GUÍA PRÁCTICA PARA EVITAR EL ABUSO

 El Bondage no se trata, como muchos creen, de encontrar placer en el dolor y de llenarse de correas y arneses. Es una práctica muy compleja que permite explorar un enorme espectro del erotismo y la sexualidad a través del juego entre sumisión y dominación.

Adentrarse en esta práctica y añadir cuerdas, correas y nudos a la cama debe ser una experiencia gradual (La mitad de la diversión está en explorar) y sobre todo, debe ser consensuada.

Si tú y tu pareja sienten genuina y total confianza en el otro y tienen ganas de expandir su repertorio de experiencias, Las actividades Bondage no sólo resultan sumamente placenteras, sino que además pueden fortalecer los vínculos de pareja al basarse enteramente en la confianza.

El gran problema al que muchas parejas se enfrentan al intentar prácticas Bondage es una idea errónea: a menudo creen que se trata de una autorización para hacer con el otro lo que a uno le pegue la gana, especialmente ejerciendo violencia. Esto tiene consecuencias desastrosas, pues es una combinación de maltrato físico y psicológico que puede ir desde lesiones hasta incluso provocar la muerte por asfixia.

No importa si decides comenzar con una venda en los ojos ó si prefieres ir directamente con las correas, los consejos que te daré en esta ocasión son esenciales para la práctica bondage segura, placentera y constructiva para ambos.

Lo que no puede faltar:

Comunicación

Es muy importante que durante todo el proceso Bondage haya una comunicación totalmente abierta y sin tabúes, y sobre todo, que no tengan ningún reparo en expresar lo que les gusta, lo que no les gusta y lo que se les antoja. No hay nada de qué avergonzarse si te excita la idea de un par de azotes ó por el contrario, si prefieres quedarte sólo con un antifaz.


La palabra de seguridad

Gran parte del juego se trata de asumir roles y por ello a veces las palabras juegan un papel fundamental. Por ello, no es raro que un “No, no, por favor detente” realmente quiera decir “Sí, sigue, no pares”.

Así que lo mejor es acordar desde el inicio una palabra de seguridad con la que inmediatamente el juego se detenga si se vuelve incómodo ó desagradable. Esta palabra de seguridad Bondage debe ser algo fácil de recordar y fácilmente entendible.

No apretar demasiado

Siempre que utilicen elementos de restricción Bondage como cuerdas o correas, es importante que dejen suficiente espacio para meter uno o dos dedos entre el objeto y la piel. Esto es para evitar obstruir la circulación de la sangre y para evitar lesionar la piel.

¿Cómo lo quito?

Antes de lanzarte a la aventura, es importante que ambos conozcan bien los objetos que van a usar y sepan perfectamente cómo quitarlos rápidamente antes de utilizarlos en uno de ustedes, por ejemplo, si usan esposas para Bondage, éstas tienen que estar diseñadas expresamente para este fin, y con ello no nos referimos a que tenga peluche rosa, sino a que incorpore palancas o seguros de emergencia, además de las llaves.

Conoce tus límites

No importa lo que hayas visto en películas o en internet. El bondage es algo sumamente íntimo y personal, y cada persona reacciona de manera distinta ante esta práctica, así que siempre tómense su tiempo para explorar. En ningún momento hay que tolerar dolor y mucho menos dejar que la incomodidad emocional se vuelva pánico.

¿Qué no hacer?

Bufandas y corbatas

Puede que resulte tentador hacer bondage con objetos cotidianos, como bufandas y corbatas, pero esto es poco recomendable pues ciertos tipos de tela se vuelven demasiado difíciles de desatar si se aprietan un poco. Lo mejor es utilizar cuerdas y ataduras especialmente diseñadas para ello.

¿Adormecimiento?

Inmediatamente debes avisar a tu pareja si sientes adormecimiento ó una sensación de agujas en tu piel. También estén alertas de cualquier cambio en la coloración y la temperatura de la piel. Todos estos son signos de obstrucción circulatoria y puede provocar daños nerviosos.

Cuidado con el cuello

Nunca, jamás en la vida aprietes una cuerda ó correa alrededor del cuello ni hagas que el cuello sufra cualquier clase de esfuerzo. Un collar debe ser usado únicamente con fines decorativos.

Aventurarte demasiado

Si la idea les agrada y quieren probar cosas más avanzadas como Shibari ó suspensiones, lo mejor que pueden hacer es tomar un curso de bondage especializado y participar en talleres donde podrán resolver todas sus dudas. En Chile puedes encontrar muchos grupos de entusiastas como los chicos de Bondagechile.

Soledad

La sensación de soledad y de forcejeo puede llegar a ser sumamente excitante, pero es importante que en ningún momento dejes a una persona atada sola. En su lugar, puedes ponerle una venda en los ojos y sentarte en silencio a disfrutar de la vista, es decir: es importante que siempre piensen en la manera más segura de jugar. Siguiendo esta guía, estoy segura de que tendrán un montón de experiencias exquisitas, y recuerden: el bondage se trata de explorar, de comunicarse, de confiar y sobre todo, de disfrutarlo.



Productos recomendados para un sexo más placentero... 

Compartir este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)